EL INDIO: METAL TECNOLÓGICO


Con seguridad hemos visto las nuevas pantallas planas con LCD en los televisores que ahora se ofrecen en el mercado, pero pocos sabemos que uno de los principales insumos de dicha pantalla es el metal Indio.
La gran riqueza y variedad geológica de nuestro país nos hace también poseedores de este metal poco conocido.
El Indio (In) es un metal de color blanco plateado y brillante. Es muy escaso y se encuentra en la naturaleza mezclado con otros metales, como el zinc, cobre y estaño. Se le considera normalmente un subproducto porque se obtiene luego de la refinación de los metales en los que se encuentra.
El Indio fue descubierto en Alemania en 1863, mientras se buscaba talio en un depósito polimetálico de zinc. No obstante, 70 años después se comenzó a estudiar sus usos y propiedades.
Es metal maleable (se puede moldear), dúctil (puede deformarse sin romperse) y fácilmente fundible. Adicionalmente, tiene otras características, por lo que es usado en miles de productos. Algunos de sus usos frecuentes son:
Para las soldaduras en frío: El Indio tiene la particularidad de unirse sin necesidad de calor o de algún químico. Solo basta recubrir dos zonas y juntarlas. Se usa por ejemplo en vidrio, cuarzo o cerámicas. También une metales.
Para reforzar metales: Al agregar cantidades pequeñas de Indio a metales puros, o a sus aleaciones, éstas se tornan más fuertes. Por ejemplo uno de sus primeros usos fue como aditivo en las aleaciones dentales.
Para complementarlo con el estaño: Al cubrir diversos materiales con óxido de Estaño e Indio (OEI), como el vidrio o el plástico, esta mezcla actúa como reflector de los rayos solares infrarrojos y evita que los materiales se empañen, como puede ser en el caso de un parabrisas de auto o avión.
Durante la II Guerra Mundial, se usó al Indio como recubrimiento de los motores de aviones, debido al rendimiento que debían tener para el esfuerzo al que se enfrentaban (evitaba la corrosión). Terminada la guerra, su uso se centró en la industria electrónica (producción de semiconductores) y a mediados de los años 80, conjuntamente con el desarrollo nuclear, el Indio se empleó en los elementos de seguridad asociados a dicha actividad.

A finales de la década del 80, se comenzó a desarrollar el uso del OEI en los televisores con pantalla LCD (Liquid Crystal Display, por sus siglas en inglés) Al respecto, el avance tecnológico ha permitido aprovechar el Indio en esta tecnología, usándose cada vez menos metal para la fabricación de dichas pantallas planas, finas y delgadas. También se está usando en las pantallas táctiles, monitores de computadoras portátiles y en los celulares.
Otro uso importante es el relacionado a los paneles solares (o fotovoltaicos), debido a que el Indio ayuda a captar y almacenar de manera fácil la energía calorífica, para luego ser transformada en energía eléctrica. Si bien esta tecnología no se ha expandido en su uso, sectores como el aeroespacial son los que más demandan estos productos.
Se estima que las actuales reservas de Indio bordean las 6 mil toneladas y que los principales países productores son China, Japón, Francia, Canadá, Korea, Bélgica, Rusia y Perú.
La producción mundial actual bordea las 600 toneladas anuales. El uso del Indio, que no tienen más de 150 años de descubierto, ha ido aumentando dado sus usos en tecnología de punta, convirtiéndolo en un bien altamente demandado y que podemos obtener en el Perú.
Fuente: Minem

Deja un comentario