LIBRES DEL ANALFABETISMO

El lunes 13 de junio el Perú será declarado país libre de analfabetismo. Será un acontecimiento histórico que marcará un hito en la ardua lucha del pueblo peruano por derrotar a la pobreza y la desigualdad.
El Jefe del Estado hizo este anuncio en una significativa visita al norte del país para inaugurar la nueva red de electrificación que beneficia a 137 localidades de las regiones de Cajamarca y Amazonas. Destacó que con las obras de electrificación de los mencionados pueblos norteños, ya suman más de dos mil los pueblos iluminados, lo que les dará fuerza productiva para impulsar el desarrollo de la patria y tener más bienestar y oportunidades.
Después habló de la otra iluminación: la luz del saber y del conocimiento que ha llegado a millones de peruanos gracias a la exitosa campaña del programa Nacional de Movilización por la Alfabetización (Pronama), que ha hecho posible bajar la tasa de analfabetismo, que era del 12 por ciento, a 3 por ciento, rango meta establecido por los estándares internacionales.
La declaración oficial de país libre de analfabetismo no está a cargo del Gobierno ni de los técnicos, promotores y voluntarios del Pronama, sino por organismos internacionales que han elaborado constantes mediciones desde que comenzó la mencionada campaña.
“Lo tenía como una meta para mi vida y, al terminar mi gobierno, tengo la satisfacción de decirle al pueblo peruano que 97 de cada 100 peruanos saben leer y escribir, como corresponde a un pueblo que tiene justicia y a un pueblo que tiene vocación de estudio”, manifestó el presidente Alan García.
Los responsables del Pronama han explicado que el primer objetivo de los programas de alfabetización se cumple cuando el participante aprende a leer y a escribir, pero que el plan es mucho más amplio y comprende una etapa más avanzada para que el alfabetizado prosiga con sus estudios de la educación básica regular. De allí que exista la necesidad de mantener y perfeccionar las acciones emprendidas por esta campaña nacional.
En la misma jornada de ayer, el Dignatario manifestó que su administración, al término de su mandato, ha rendido y aprobado satisfactoriamente un buen examen sobre las obras realizadas y calificó a su gobierno como el de la “infraestructura social”, porque priorizó la electrificación, titulación, agua potable y alcantarillado para los más humildes.
Este balance positivo constituye, en efecto, una sólida base para continuar y profundizar las políticas de justicia e inclusión social en beneficio de todos los peruanos, especialmente de los que siempre han estado marginados

Deja un comentario