REDUCCIÓN DE LA DESNUTRICIÓN EN ANCASH

El Proyecto Ally Micuy desarrollado por Cáritas gracias a la cooperación del Fondo Minero Antamina, ambas entidades suscritas al Pacto Mundial, logró reducir en 10 puntos porcentuales la desnutrición crónica y en 11 puntos porcentuales la anemia infantil en 11 provincias de la región de Ancash.

La publicación “Reducción de la Desnutrición Crónica y la Anemia Infantil en Ancash – Proyecto Ally Micuy 2007 -2010” muestra los resultados de este importante proyecto al culminar su tercer año de intervención. Los logros obtenidos por el proyecto se deben, sobre todo a la gran labor de las Educadoras Comunales en Nutrición (ECN), quienes han demostrado la eficacia de la consejería nutricional entre pares para la lucha contra la desnutrición y la anemia nutricional. El trabajo de consejería mediante las visitas domiciliarias a cargo de las ECN, ha incidido positivamente para que las madres aprendan a alimentar adecuadamente a sus niños y a cuidar la higiene en el hogar. Se ha demostrado que el sulfato ferroso es efectivo para combatir la anemia en los niños, mediante una administración supervisada dos veces por semana.
Se ha incrementado la cobertura de vacunación, la lactancia materna exclusiva, el número de comidas espesas otorgadas al niño y el porcentaje de partos atendidos en un establecimiento de salud.
El proyecto Ally Micuy, implementado por las Cáritas Diocesanas de Huaraz, Huari y Chimbote, con el aporte financiero del Fondo Minero Antamina y la coordinación de Cáritas del Perú, constituye una experiencia aleccionadora y replicable por diversas instituciones que dedican esfuerzos para la reducción de la desnutrición crónica infantil. Se ha involucrado a 19,422 niños menores de 3 años, 4,352 madres gestantes y 17,688 familias, con un trabajo participativo que busca empoderar directamente a las madres de familia y comunidades organizadas, en el convencimiento que “un niño bien alimentado es garantía de progreso”.

Deja un comentario