SABÍAS QUÉ EL COBRE ES UN ALIADO EN EL AHORRO DE ENERGÍA?

ahorro-energiaEl cobre se utiliza en casi todas las aplicaciones de conducción de energía eléctrica. Es un componente esencial en productos y sistemas eléctricos, desde alambres, cables y motores hasta generadores, transformadores y equipos de protección. Su adopción hace que algunos equipos eléctricos sean más eficientes. Es decir, que puedan ejecutar el mismo trabajo consumiendo menos energía.
El hilo de cobre esmaltado se emplea en las bobinas de motores eléctricos y transformadores de grandes generadores. El uso del cobre en los equipos va desde refrigeradores y equipos de aire acondicionado hasta subestaciones de energía.
Los motores son grandes consumidores de energía (consumen el 40% de toda la electricidad del mundo). Los motores que tienen más cobre en su composición presentan alto rendimiento durante su funcionamiento. Los rotones de cobre de estos motores, permiten que trabajen a temperaturas más bajas, reduciendo los costos de mantenimiento y aumentando su vida útil.
El uso del cobre en los cables y transformadores de distribución de alta tensión eléctrica lleva a la reducción de pérdidas de energía en el sistema interconectado.
¿Por qué es importante consumir menos energía eléctrica?
El uso racional de la electricidad es fundamental para reducir los impactos en el medio ambiente y los costos de producción. O sea, la búsqueda de la eficiencia energética está directamente relacionada a la mejora en la calidad del ambiente y del proceso productivo.
La excelente capacidad del cobre en transportar la corriente eléctrica ayuda a reducir el consumo de energía, mejorando el rendimiento de los equipamientos y reduciendo las emisiones de CO2 al ambiente.
Si los países adoptasen buenas prácticas de sistemas electromotrices, en el 2030 sería posible reducir alrededor del 10% el consumo mundial de electricidad. Esto corresponde a cerca de 2.000 a 3.000 Tera watts/hora. El beneficio se extendería al medio ambiente, porque habría una reducción en la emisión de CO2 del orden de 1.3 a 1.8 millones de toneladas.

 

 

Deja un comentario